¿Inteligencia artificial? Sí, chef

Las máquinas empiezan a tomar posiciones en casi cualquier espacio de nuestra vida cotidiana, y los fogones no iban a quedarse atrás. Hasta hace bien poco la idea de conversar con un chef robot y que este nos aconseje sobre el menú por el que debemos optar para celebrar nuestro cumpleaños el próximo fin de semana, pertenecía sólo al terreno de la imaginación. Sin embargo esta sorprendente escena está cada vez más cerca de ser real.

Si eres de los que aún disfrutan embadurnándose las manos de harina, tal vez te interese la aplicación Bridge Kitchen, la cual nos indica cómo cocinar un plato paso a paso e incluso nos puede aportar consejos o recomendaciones si nos surgen dudas mientras vamos elaborando la receta. Si por el contrario no tienes alma de cocinero o te falta el tiempo necesario para entrar en materia, puedes estar tranquilo, también hay compañías que están pensado en ti.

La robótica avanza a un ritmo frenético y lo que hasta ahora eran simples máquinas de cocina, es decir, pequeños aparatos capaces de mezclar, picar, triturar, amasar o cocer, por ejemplo, pronto evolucionarán hasta convertirse en algo completamente distinto, algo como Moley, una cocina con horno microondas y vitrocerámica que es capaz de desplegar y utilizar dos brazos de alta precisión para desarrollar todo el trabajo e incluso limpiar la cocina después de haber finalizado. Así, en un futuro muy cercano, cualquiera de nosotros podrá tener acceso a degustar en nuestro salón platos realizados habitualmente por los mejores cocineros del mundo.

moley-robotic

¿Sorprendido? ¿Eres capaz de imaginarlo en casa? No eres el único y Mark Oleynik, matemático, programador y creador de Moley, tampoco. El sistema Chef Watson, la tecnología cognitiva de IBM, también lo cree. Este sistema ha sido entrenado con 10.000 recetas, que contienen unos 2.000 ingredientes diferentes, hasta convertirse en una herramienta capaz de buscar inspiración entre 16 billones de combinaciones de sabores. La inteligencia artificial de este chef puede diseñar menús tanto para el hogar como el sector profesional y además, hacerlo en función de nuestros gustos o de nuestra salud, de diferentes culturas gastronómicas (india, asiática, etc.) o de particulares necesidades dietéticas (sin lactosa, vegetariana, etc.). Además, combinando todo este conocimiento, este peculiar cocinero es también capaz de crear nuevas recetas, armonizando ingredientes y sabores, de forma sorprendentemente creativa.

Chef-Watson

Y ¿qué ocurrirá cuando combinemos en la cocina robótica e inteligencia artificial? Sucederá en pocos años y el escenario de posibilidades es casi infinito. No cabe duda que será una solución formidable para gran parte de los hogares, cada vez más carentes de tiempo. Nuestro chef doméstico nos propondrá un equilibrado menú semanal que incluya todos nuestros requerimientos y además lo cocinará mientras nos dedicamos a otras tareas o disfrutamos de tiempo libre. Pero el cambio podría ser aún mayor en el ámbito profesional. Esta tecnología podría revolucionar sectores como el de las colectividades: comedores de colegios o empresas, campamentos, hospitales, o residencias podrían planificar de forma más eficiente sus menús y adaptarlos a las necesidades dietéticas o de salud de sus clientes. Pero además en un país como el nuestro, que será visitado este año por 80 millones de turistas extranjeros ¿qué sucederá con el sector hostelero? La transformación puede ser absoluta.

Una cuestión más. Entonces… ¿quién realizará en el futuro las compras de alimentos? Se han escrito numerosos artículos sobre este asunto y muchos de ellos apostaban por los frigoríficos inteligentes a la hora de elaborar la lista de la compra. Pero ¿en quién delegarías tú? ¿No es más lógico que disponga el ‘chef’? Si es él quien decide o al menos quien propone qué menú tomaremos la próxima semana, podría ser lógico que también redactara el listado de productos necesarios para cocinarlo e incluso por qué no, confeccionar recetas para reducir al mínimo el desperdicio alimentario ¿quién mejor que él? Bastaría con que lo conectáramos a las principales plataformas de comercialización de alimentos y este podría rastrear con facilidad aquellos productos necesarios para llevar a buen puerto su cometido, evaluar sus precios y coordinar las entregas en el hogar.

¿Inteligencia artificial? ¡Sí, chef!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s